Make your own free website on Tripod.com
La CESTA-TICKET
Micro Prensa Laboral

Home | La CESTA-TICKET | Micro Prensa Agraria | Actualidades | Textos Editados | Orientación Laboral | Cursos Laborales | Jurisprudencia Laboral | Asesoría LegaL.

*

La CESTA-TICKET en la Legislaciòn Venezolana
¿Es Salario?

Comentarios a la "Ley Programa de Alimentación para los Trabajadores". Por: Prof. Gilberto Bruzual Báez

Esta Ley entró en vigencia el 1º de enero de 1999 (el sector público se ha ido incorporando progresivamente de acuerdo con las disponibilidades presupuestarias), viene a sustituir la Ley Programa de Comedores Para los Trabajadores de fecha 26 de septiembre de 1988.

FINALIDAD DE LA LEY

Tiene por objetivo crear un programa de alimentación para mejorar el estado nutricional de los trabajadores, a fin de fortalecer su salud, prevenir las enfermedades profesionales y propender a una mayor productividad laboral.


CAMPO DE APLICACIÓN DE LA LEY

Deben cumplir con las obligaciones de esta Ley los empleadores o patronos del sector privado y del sector público que tengan a su cargo más de cincuenta (50) trabajadores que devenguen hasta dos (2) salarios mínimos mensuales.

La Ley no distingue, pero creemos que esa cantidad deben ser de trabajadores permanentes, independientemente del tiempo de trabajo que tengan en la organización, del tipo de contrato (escrito, oral) por tiempo determinado, indeterminado o para una obra determinada; aparezcan o no en la nómina de trabajadores; estén o no asegurados. Se excluyen los trabajadores eventuales y temporeros.

Se ha considerado, con respecto al número de trabajadores que ocupa el patrono o empleador, que debe tomarse en cuenta la unidad económica de la empresa y no la organización jurídica. Asimismo, el número de trabajadores (más de 50) está referido a toda la empresa u organización y no a los trabajadores que laboren en una determinada localidad o establecimiento.

No lo dice tampoco la Ley, pero la base de remuneración para el beneficio del Programa de Alimentación del Trabajador es el salario básico de nómina, que se recibe en efectivo. El trabajador que sea beneficiario del programa será excluido del mismo cuando llegue a devengar tres (3) salarios mínimos (básicos).

A manera de ejemplo, si un trabajador tiene un ingreso de 600.000 Bs. mensuales, correspondiendo 400.000 Bs. al salario básico cancelado en dinero, y una asignación de vivienda equivalente a 200.000,00 Bs. a los efectos legales se tomará en cuenta el salario básico de 400.000,00 Bs. mensuales. También se excluirá el pago por recargo de horas extras y bono nocturno, aunque sean percibidos en forma regular y permanente y todo elemento constitutivo del salario que sea accidental.

La Ley permite que el beneficio previsto en ella pueda ser concedido voluntariamente por los empleadores que tengan a su cargo menos de los trabajadores de los exigidos y podrá extenderse a los trabajadores que devenguen una remuneración superior al límite estipulado. Aun en estos casos, en nuestra opinión, el beneficio objeto de la Ley, (comidas, cupones o tickets) no será considerado como salario de conformidad con lo establecido en el Parágrafo Tercero del artículo 133 de la Ley Orgánica del Trabajo, salvo que en las convenciones colectivas o contratos individuales de trabajo se estipule lo contrario (artículo 5).

El 30 de julio de 2003 el Tribunal Supremo de Justicia, en decisión de la Sala de Casación Social, confirmó el espíritu y propósito del artículo 5 de la Ley, al sostener el criterio que los beneficios de los trabajadores por concepto de cesta ticket no tienen naturaleza salarial, doctrina contraria a la señalada por la misma Sala en sentencia del 15 de mayo de 2003 (ver www.tsj.gov.ve) en que afirmó que sí tenía naturaleza salarial.

Por otra parte, opinamos que si el empleador concede al trabajador una o dos comidas durante la jornada de trabajo más la cesta ticket, esos dos beneficios, siempre que se ajusten a la Ley no tendrán carácter salarial. No obstante, en esta materia hay que analizar cada caso en concreto para evitar simulaciones de verdaderos aumentos salariales, como sucede a veces con los aportes a las cajas de ahorro.


NATURALEZA Y CUMPLIMIENTO DE LA OBLIGACIÓN

Es una obligación de dar (alimentación o cesta ticket). En principio lo que aspira el legislador es el cumplimiento de un programa de alimentación del trabajador, para ello ha establecido originalmente la obligación del suministro de una comida balanceada durante la jornada de trabajo, entendiéndose por comida balanceada aquella que reúna las condiciones calóricas y de calidad, tomando como referencia las recomendaciones y criterios establecidos por el Instituto Nacional de Nutrición.

La redacción de la norma es incorrecta, porque si hablamos de la provisión de una comida balanceada, ésta debe ser completa y no parcial. Cuando se emplea la expresión ...provisión total o parcial... la acepción parcial debe entenderse para los casos en que el legislador permite al empleador en forma alternativa cumplir con la obligación entregándole al trabajador cupones o tickets (cesta ticket) para la adquisición de comidas o alimentos en determinados establecimientos y éste cumple una jornada parcial o por horas.

El empleador debe cumplir con el beneficio establecido en la Ley, a través de las siguientes formas alternativas:

a.)Mediante la instalación de comedores propios de la empresa, operada por ella o contratados con terceros, en el lugar de trabajo o en sus inmediaciones;

b.)Contratación del servicio de comida elaborada por empresas especializadas en el ramo;

c.)Provisión o entrega al trabajador de cupones o tickets con los que podrá obtener comidas o alimentos en restaurantes o establecimientos similares, con los cuales la empresa haya celebrado convenios a tales fines, directamente o a través de empresas de servicios especializados;

d.)Instalación de comedores comunes por parte de varias empresas, próximos a los lugares de trabajo;

e.)Utilización de los servicios de los comedores administrados por el Instituto Nacional de Nutrición;

f.)No lo dice la Ley, pero pudiera ser mediante comedores administrados por los estados, municipios y otros entes públicos o privados.


PROHIBICIÓN DE CANCELAR LA OBLIGACIÓN EN DINERO

La Ley establece que en ningún caso el beneficio de alimentación será cancelado en dinero (art. 4, Parágrafo Unico). No podrá cancelarse con otros bienes como por ejemplo: ropa, libros, boletos de cine o teatro, cupones para gasolina o transporte, bebidas alcohólicas, etc.

Si el patrono no ha cumplido con la obligación, el beneficio puede ser exigido judicialmente (durante la relación laboral) y el patrono nunca podrá cumplir con las obligaciones atrasadas pagando cantidades de dinero, sino entregándole al trabajador cupones o tickets por el monto de lo adeudado. Si la relación de trabajo ha terminado, las obligaciones atrasadas o debidas si se demandarán en dinero.
En la relación laboral el empleador o patrono que cancele la obligación de la Ley en dinero, aunque sea con el consentimiento del trabajador, corre el riesgo de que esas sumas de dinero pudieran ser consideradas por el Juez como parte del salario y por lo tanto, exigible nuevamente el cumplimiento de la obligación alimentaria consagrada en la Ley.


VALOR DE LOS CUPONES O TICKETS

Indica el artículo 5º ,Parágrafo Primero: En caso que el empleador otorgue el beneficio previsto en esta Ley a través del suministro de cupones o tickets, suministrará un cupón o ticket por cada jornada de trabajo, cuyo valor no podrá ser inferior a cero coma veinticinco unidades tributarias (0,25 UT) ni superior a cero coma cincuenta unidades tributarias (0,50 UT).

Como expresamos, si el trabajador no laboró una jornada completa sino media jornada (4 horas o menos) el pago será parcial, proporcional. Por ejemplo, si el valor de cada cupón o ticket por cada jornada es de ocho mil bolívares, si el trabajador laboró media jornada (4 horas) tendrá derecho a un cupón o ticket por un valor de cuatro mil bolívares. Si trabaja por horas, cada una tendrá un valor equivalente de un mil bolívares, a los efectos de la entrega de los cupones.

El Ejecutivo Nacional queda facultado, cuando lo considere conveniente a aumentar mediante decreto el salario tope previsto en el artículo 2º de esta Ley (art. 9).


REQUISITOS Y ADMINISTRACIÓN DE LOS CUPONES O TICKETS

Los cupones sólo pueden ser destinados a la adquisición de comidas o alimentos y en su emisión por las empresas de servicios especializadas que debe contratar el empleador, deben hacerse una serie de especificaciones.
Esas empresas están sometidas a la inspección de los Ministerios del Trabajo, y de Salud y Desarrollo Social, quienes podrán aplicar sanciones que van desde una advertencia (no entendemos esa sanción), amonestación, suspensión temporal de la habilitación, multa (10 UT-500 UT) y cancelación definitiva de la habilitación.

Las interpretaciones de las situaciones contempladas en la Ley que surjan con motivo de su aplicación serán resueltas por el Ministerio del Trabajo (art. 8).


SENTENCIA Nº 335 DEL 15-5-2003. TSJ. SALA DE CASACIÓN SOCIAL

En la sentencia anteriormente identificada de la página web del Tribunal Supremo de Justicia (www.tsj.gov.ve) correspondiente a la Sala de Casación Social (jurisprudencia) se lee lo siguiente:

...No puede ubicarse el cesta ticket, como señala el formalizante dentro de la categoría de provisión de comidas y alimentos, por cuanto esta no fue la voluntad del legislador, puesto que estableció en el Parágrafo Primero de la norma en comento, como salario, los subsidios o facilidades que el patrono otorgue al trabajador con el propósito de que éste obtenga bienes y servicios que le permitan mejorar su calidad de vida y la de su familia, dentro de los cuales se ha incluido los mencionados tickets o vales, dado los caracteres de generalidad, inmediatez, proporcionalidad y certeza.

La sentencia de la Sala, en cuanto a la denuncia, termina señalando:

...En el caso bajo estudio, la recurrida acertadamente estableció el carácter salarial de cesta ticket que recibía el trabajador, el cual debe ser considerado como parte del salario a los fines de la liquidación de las prestaciones sociales, por cuanto la recibía en forma regular y permanente, y además, porque entró a formar parte de su patrimonio, todo ello de conformidad con el Parágrafo Primero del artículo 133 de la Ley Orgánica del Trabajo.

Siendo así, no incurrió la recurrida en la infracción de las normas delatadas, razón por lo que se declara la improcedencia de la denuncia analizada. Así se decide.


SENTENCIA Nº 489 DEL 30 DE JULIO DE 2003. TSJ. SALA DE CASACIÓN SOCIAL

También puede encontrarse en Internet (www.tsj.gov.ve) en Decisiones de la Sala de Casación Social de esa fecha y con ese número de sentencia. La ponencia fue del Magistrado Dr. Juan Rafael Perdomo. No hace referencia a la sentencia del 15 de mayo de 2003. Aunque recomendamos la lectura y análisis completo de las dos sentencias, transcribimos a continuación la última parte, relacionado con la naturaleza de esos cupones o tickets.

La Sala expresa en la sentencia del 30 de julio:
(Omissis)

Por otra parte el artículo 133, Parágrafo Primero, de la Ley Orgánica del Trabajo vigente dispone que los subsidios y facilidades que el patrono otorgue al trabajador con el propósito de que éste obtenga bienes y servicios que le permitan mejorar su calidad de vida y la de su familia tienen carácter salarial.

Sin embargo, los subsidios son asignaciones que otorga el patrono, dentro del ámbito del contrato de trabajo, y que poseen un esencial carácter de ayuda, otorgados no por la prestación del servicio sino por la existencia del contrato de trabajo.

Sobre el particular estima la Sala de particular relevancia, a los fines de esclarecer el sentido y alcance del artículo 133, Parágrafo Primero, de la Ley Orgánica del Trabajo vigente del cual no sólo depende el carácter salarial o no de los tickets sino de todas las asignaciones no salariales, analizarla cuidadosamente tomando en consideración la definición de salario contenida en la primera parte del artículo 133 eiusdem, según la cual ...se entiende por salario la remuneración, provecho o ventaja, cualquiera fuere su denominación o método de cálculo, siempre que pueda evaluarse en efectivo, que corresponda al trabajador por la prestación de su servicio....

Al confrontar ambos preceptos se evidencia que entre ellos hay una antinomia, toda vez que si los subsidios son una ayuda de carácter familiar que complementa el salario, no pueden, a la vez ser salario, de donde se infiere que el Parágrafo Primero del artículo 133 de la Ley Orgánica del Trabajo vigente, debe ser interpretado en el sentido de que los subsidios o facilidades que el patrono otorga al trabajador con la finalidad de obtener bienes y servicios para mejorar su vida y la de su familia no son salario, pues sería ilógico y jurídicamente imposible que los subsidios y facilidades referidos sean, al mismo tiempo, salario y complemento del salario.

Asimismo estima la Sala de la mayor importancia la conclusión antes dicha, para determinar la naturaleza de los tickets, cupones o vales a los que se refiere la Ley Programa de Alimentación Para los Trabajadores, así como aquellos sistemas de pago como el cestatickets que son utilizados con apego a la Ley Orgánica del Trabajo vigente, para otorgar al trabajador y a su familia el beneficio establecido en el artículo 133, Parágrafo Primero de la citada Ley.

En este sentido los tickets, vales o cupones que son utilizados, en conformidad con lo dispuesto en el artículo 133, Parágrafo Primero, de la Ley Orgánica del Trabajo vigente, son un instrumento para la materialización del beneficio correspondiente y que por lo tanto no se confunde con el beneficio mismo, el cual puede ser entregado lícitamente por otros medios, como el servicio de comedores para el trabajador, por tal razón, los tickets vales o cupones en las disposiciones laborales vigentes no revisten carácter salarial. Sin embargo, debe advertirse que tales tickets, vales o cupones deben satisfacer todas las exigencias legales y reglamentarias a objeto de preservar su carácter no salarial, en conformidad con lo dispuesto en el artículo 73 del Reglamento de la Ley Orgánica del Trabajo.

Con base en las razones antes expuestas se declara con lugar la presente denuncia.


IRRENUNCIABILIDAD Y PRESCRIPCIÓN DEL BENEFICIO DE LA LEY

El derecho a exigir el beneficio estudiado (comida balanceada, tickets, cupones o vales) es irrenunciable mediante convenio con el empleador. Sin embargo, el trabajador tiene libertad de comer o no en los comedores, o de hacer uso o no de los tickets o vales que debe recibir.

La transacción y convenimiento sobre los beneficios adeudados por ese concepto sólo es posible después de terminada la relación laboral y cumpliendo con lo establecido en la Ley (art. 89, CRBV). La acción para reclamar el beneficio prescribe al año, contado desde la terminación de la prestación de los servicios. El incumplimiento grave por parte del empleador del beneficio constituye una causal de retiro justificado para el trabajador (art. 103, LOT).

Sistema de Alimentación Globalizado

Conozca el sistema